lunes, 12 de febrero de 2007

Hasta que duela

Siempre me ha entusiasmado la vida, las palabras y la valentía de la Madre Teresa. Todos la entendemos, no creyentes y creyentes.
Seguramente habrás escuchado una de sus frases: "hay que amar hasta que duela". Dándole vueltas estos días a esas palabras, concluía que se podrían aplicar a otras muchas situaciones, y que deberíamos llegar en nuestras acciones positivas hasta eso, "hasta que duela". Enseguida me dí cuenta de que "perdonar hasta que duela" es heroico, pero que verdaderamente -lo puedes comprobar-, es entonces, -cuando perdonar duele-, el momento en que uno experimenta el verdadero amor, la verdadera felicidad. Si nos lo proponemos, y con la ayuda del de Arriba, uno puede intentar conseguirlo, y te aseguro que eso da una paz enorme. Como decía un escritor al que suelo leer con frecuencia, deberíamos "callar, trabajar, rezar, sonreír". Un saludo.

22 comentarios:

Anónimo dijo...

LA PENA QUE NO SEPA INSERTAR UNA VIÑETA DE MAFALDA.EN LA QUE SE VE MAFALDA EN UNA FARMACIA PREGUNTANDO
POR FAVOR AQUI VENDEN "TIRITAS PARA EL ALMA"(GRAFICAMENTE TIENE MAYOR CONTENIDO
FDO.PILAR

Anónimo dijo...

LA PENA QUE NO SEPA INSERTAR UNA VIÑETA DE MAFALDA.EN LA QUE SE VE MAFALDA EN UNA FARMACIA PREGUNTANDO
POR FAVOR AQUI VENDEN "TIRITAS PARA EL ALMA"(GRAFICAMENTE TIENE MAYOR CONTENIDO
FDO.PILAR

Javier dijo...

Lo se. Quise ponerla, pero el comentario va más a allá de la tirita del alma; se puede estar con el cuerpo roto, pero con el alma dispuesta a aceptar que duela. Un saludo, anonimo pilar

La Duquesa dijo...

Pero bueno...¿qué es esto de que el amor tiene que doler???? ¿Volvemos a la letra con sangre entra? ¿Hay que sufrir para amar? yo creo que es al contrario, sufrimos cuando no amamos, cuando somos incapaces de perdonar de corazón. Pero perdonar hasta doler? ¿amar hasta doler? qué es eso???? ¿qué es lo que tiene que doler? precisamente amar sin límites, perdonar sin límites, con sinceridad y autenticidad...da una paz inquebrantable, nada de dolor.
Padre Javier, explique que tiene que doler. Por favor.

La Duquesa dijo...

Oye Coque, el padre Javier se nos va a deprimir, le estamos atacando por todos lados. He dejado un mensaje importante en el alma calma.
Besos al Padre Javier

Javier dijo...

coque y duquesa, me he referido a lo que la mother Teresa decia, no me lo invnewto. Hemos de ser capaces de amar hasta que duela, es decir hasta el final, hasta que uno no pueda más, y pienso que aáun así hay que seguir. No significa que amar duela, o que tengamos que ser masoquistas. Efectivamente el amor no duele, el amor da paz y alegría. No si al final vamos a estar de acuerdo y me vais a convencer... Un beso para las dos.

Coquelia dijo...

Yono había entrado en este capítulo pero ya que hay referencia, diré que a mi me parece que el Senor Padre Javier tiene un pequeño problema y es que no distingue entre lo sustancial y lo banal, entre su visión de la verdad y la verdad en sí. Esta visión no es nueva, es propio del integrismo y se acerca un poco al fundamentalismo. No se puede seguir diciendo, creo yo, que las cosas son así, porque yo las veo así. Y si otros nos las ven así, con cariño paternalista y con un tironcillo de orejas decir: venga, date cuenta de que no piensas bien, que las cosas no son así.
También quiero repartir besos a todos

Javier dijo...

vale conquelia, pero no te pongas así... de todas formas me parece que tienes un problema con los curas; de verdad que no no todos son como tu piensas, gracias a Dios. No me da tiempo a ponerte más cosas, pero quiero contestarte con más tranquilidad. No dejes de escribir, y no es un tironcillo de orejas,eh!!!

Javier dijo...

Con un poco más de tiempo, coquelia, solo quiero decirte que me parece que en algo no coincidimos, y no te lo digo porque quiera defender "mi verdad", como tru dices como LA VERDAD, sino que expreso lo que opino, y lo que he creido siempre; lo que no significa que "me parezcan mal" otras opiniones. Respeto lo que dices, y lo aprecio. Cuando he hablado del "hasta que duela" me refiero a lo que decia la Madre Teresa, que no tiene nada de sospechosa de "integrista o fundamentalista", (puedes ver la gente que acudió a su entierro), y porqué lo decía. Simplemente se trata de un término que ella utiliza para explicar hasta donde debemos amar (si hay un hasta dónde), y lo traslado al perdonar, porque pienso que perdonar es amar... o es que quizás tu lo entiendas de otra manera, querida coquelia, un saludo.

caminante dijo...

No quiero interferir, por no estorbar. Pero dejo unos versos que, a lo mejor ayudan. Creo, puedo equivocarme, cito de memoria, pertenecen al Tenorio.

"Mi vida es toda de amor / y, si en amor estoy ducho, / es por fuerza del dolor, / que no hay amante mejor / que aquel que ha sufrido mucho".

Un fortísimo abrazo.

Javier dijo...

querido caminante:
conocia esos versos, pero no me acorde en el momento de poner el post. Gracias por tus palabras con las que coincido. Un saludo

Coquelia dijo...

Aprovecho el cafetito de la mañana. Padre Javier, dile al Caminante ese que se deje de monsergas monjiles y baratas y que no se cargue esos versos de esa manera tan ridícula. ¿También es cura? Pues dile que de beatitas estamos ya muy cansados. Estos son los curas integristas a los que me refería, que ponen los ojos en blanco, que están llenos de mieles por todas partes, pero que repersentan a una iglesia que no es la que Jesús quiere para ahora. Podrían mirar un poco más a los papas ultimos.
Ya te contaré padre Javier lo que es dolor y amar con dolor, se ve que tu desde tu sotanita -¿tendrás sotanita?- solo has vivido de amor teorico

Javier dijo...

Pero vamos a ver querida coquelia, te veo un tanto ácida en tus comentarios. ¿Te duele algo? Como te he dicho este es un foro abierto, e intentamos mantener el respeto; si caminante dice lo que piensa, que lo diga, está en su derecho, como tu lo estas en opinar de otra forma, pero me parece que te equivocas en juzgar sus intenciones, no porque estes de acuerdo o no, sino da la impresión de que eres poco tolerante.
Solo una cosa: a mi me da igual que los curas lleven sotana, o vayan vestidos de paisano,o como les de la gana, me da absolutamente igual, lo que me importa es que son curas, que tiene ese don de Dios, y que lo ejercen, y que trasmitan la misericordia de Dios. Así que solo te pido que no juzges, sin conocer porque, entonces, querida coquelia, te puedo asegurar que te equivocas. Un saludo

Ginebra dijo...

En ocasiones había oído decir que las personas que se consideraban tolerantes, respetuosas y criticaban al resto por no serlo, eran justamente lo contrario a lo que pensaban de sí mismas. ¿Quién puede darnos lecciones de tolerancia? ¿Una persona que tilda la opinión de otra de “ridícula”? No Coquelia, no trates de hacernos ver lo tolerante que NO eres, porque insultas, prejuzgas, presupones e imaginas cosas que sólo tú puedes ver. Rápidamente acudes a términos como “integrismo” o “fundamentalismo” para calificar opiniones diferentes a las tuyas. Al margen de mis ideas y de las tuyas… sacerdote o no, detrás de una sotana o no, hay un ser humano, igual que tú, con las mismas carencias y con las mismas cualidades. Con la misma capacidad de amar que tú y que yo, con sentimientos, ¿seguro que tú puedes darnos al resto lecciones de amor? No hay amor más grande que el que da la vida por sus amigos. ¿Te suena? ¿También te parece ridículo? ¿Beato? ¿Monjil? Debes de ser alguien tremendamente importante para saber qué Iglesia quiere Jesús y tachar de estar en contra de esa Iglesia a los curas actuales. ¡Waoo, qué nivel tiene este blog! Todo lo que escribes denota una gran falta de amor, de tolerancia y de respeto por las opiniones ajenas. Refleja las bases del fundamentalismo: la intolerancia. Puede que nunca hayas podido experimentar lo que supone amar a alguien, pero lo que seguro que no has experimentado es el significado de de la palabra “perdonar”.
Javier, gracias.

La Duquesa dijo...

Ginebra, cuando alguien está muy muy rebotado contra algo, no es por casualidad. Como mínimo, ha sufrido por esa causa. Como mínimo. Y tambien es bueno expresar la disconformidad aunque sea con cierto...enojo. Yo creo que Coquelia no ha faltado exactamente al respeto, sí que tal vez se ha mostrado demasiado cruda en su protesta, pero es su forma de pensar, y sobretodo delata que ha sufrido y se ha sentido mal en el seno de esta Santa Madre Iglesia nuestra. Formada por seres humanos que nos equivocamos con frecuencia, pero que tambien con demasiada frecuencia, tratamos de imponer con actitudes en ocasiones altivas y arrogantes, nuestra manera de pensar. No es bueno hacer alarde de "estar en posesión de la Verdad Absoluta", porque eso hace sentirse mal al que se da por aludido. Que tambien piensa que está en posesión de otra Verdad Absoluta. Entonces, como dice el parte de los accidentes de coche (que me lo sé muy bien porque acabo de tener uno), "no nos enfademos, seamos corteses". Aunque no estemos en el momento mejor y lo que nos salga sea defender con uñas y dientes nuestra Unica Verdad. Yo tengo muy claras las cosas. Pero entiendo que los demás tambien. Y entiendo que en realidad lo importante es ser de esas personas que van haciendo el bien por dondequiera que van...y que lo único que nos diferencia de los no creyentes, no es una forma de vida concreta...sino la Esperanza. Ellos no creen en nada más. Nosotros sí. Pero los caminos que conducen a la Esperanza, son variados. Y todos pueden ser buenos.
Besitos a todos/as.

caminante dijo...

Caro Javier, poco sabe de amor quien no sabe de sufrimiento. Basta recorrer el Romancero, los grandes clásicos de la literatura, la poesía española del siglo XX... Encontramos, siempre, amor y sufrimiento juntos.
Y los Cancioneros.
Dos ejemplos, que me vienen a la mente: "Reloj detén tu camino, haz esta noche perpetua..."
O estos otros versos: "Dolores que ayer hicieron
de mi corazón colmena,
hoy tratan mi corazón
como a una muralla vieja:
quieren derribarlo, y pronto,
al golpe de la piqueta".
No cito más por no cansar.

Un fortísimo abrazo.

Javier dijo...

Caminante subes el nivel, menos mal poque estabamos bajando mucho. Gracias por tus comntarios edificantes, pero espero que sin entrar en polemicas vayas diciendo lo que piensas al respecto.

La Duquesa dijo...

Bueno, pues yo como no sabía que opinando bajaba el nivel del blog, y no quiero seguir haciéndolo, me despido de todos vosotros; hasta siempre jamás amén. Un saludo y que os vaya bonito. La Duquesa.

José dijo...

Hola Padre, su pensamiento, da la casualidad, esta relacionado al Evangelio de hoy Domingo Lucas 6, 27 - 38. Encontre una frase por ahí que dice "El amor a todos que Dios espera" de Luis de Moya. Padre mi pregunta es la siguiente, si estamos dispuestos a dar amor a quienes nos han hecho daño, etc, como defenderse para no pecar de ingenuo?. También encontre lo siguiente: "Señor, tu no has tenido necesidad de rechazar la debilidad para ser fuerte, pues tu fuerza no es tuya, sino del Padre y tú has querido que se manifestara por tu propia debilidad. Concédenos encontrar en nuestro camino a María, la Madre de la misericordia, que nos enseñe a gozarnos de nuestra debilidad para que a través de ella se manifieste el poder de Dios".
Como podrá ver tengo un pequeño desorden...Personalmente trato de estar en paz con todos, pero a veces en cierto casos me parece una debilidad de caracter o comodidad, lo que sea pero no quedo tranquilo sino mas angustiado por no haber sido mas firme.
Perdone si no fui claro y las cosas las acepto con humildad aunque duela.
Nota: aun le debo las fotos, estuve tres dias marcando el sendero que le comente y siempre me acuedo se usted por la relación del nombre de su blog.

Javier dijo...

Duquesa: lo que quieras, hazlo , pero de verdad que no desentonas; cuento con que sigas aportando; aqui no sobre nadie. Un saludo

Javier dijo...

Jose:
dificil cuention me pones. Efectivamente no hay que pecar de ingenuos, pero siempre he creído que hay que actuar con rectitud de intención, aunque nos engañen. Me quedo con lo del poner la otra mejilla, sin caer en in sinsentido, pero si con la humildad de quien calla, y actua cara a Dios, que es realmente quien nos conoce y ama.
Sobre lo otro acuerdate de lo que deice San Pablo que fueron os débiles quienes confundieron a los fuertes. Dios se sirve de los pequeños de los debiles para manifestar su poder, así sera siempre. Por eso no te importe ser debil, equivocarte, etc..., Dios se sirve de esto para hacer el bien a los demás. Un saludo

Javier dijo...

duquesa que sepas que cuando le dije a caminante que subia el nivel, no significa que tu lo bajaras, no es eso, de hecho por tus comentarios -estemos de acuerdo o no- has animado a que los demás opinen. Te esperamos. Un saludo