miércoles, 27 de mayo de 2009

25 años

Siento tener el blog más que parado. Ya perdonareis, pero está siendo un mes de mayo llenito de actividades, y no me he podido sentar. He seguido los comentarios de los anteriores temas, y poco os he podido decir. Prometo revitalizar y seguir comentando asuntos que os interesen
Sólo quiero pediros que me acompañéis en mi acción de gracias, pues el domingo próximo día 31 de mayo (Pentecostés) cumplo 25 años de sacerdocio, y para mí lo importante de estos días es sólo dar gracias a Dios por todo lo que ha hecho conmigo en estos años. Tengo una enorme alegría, nos ordenamos 30 diáconos aquel 31 de mayo de 1984 en Roma por el Papa Juan Pablo II (¡cuántas gracias a Dios debo dar por haber sido ordenado por este Papa que fue un regalo de Dios a la Iglesia!), y todos seguimos en nuestro sacerdocio fieles a nuestra vocación. Hemos conectado todos por vía e.mail y ha sido una enorme alegría volver a hablar con todos ellos. Gracias por vuestras oraciones, y sólo os pido eso: oración para seguir en la brecha de mi vocación, el mejor regalo que Dios me ha hecho.
Un saludo

5 comentarios:

misideascotidianas dijo...

D. Javier ¡qué alegría me ha dado llegar a tp de leer esta entrada! Desde luego que es un super aniversario y qué emocionante contactar con todos los ordenandos, todos fieles, todos al servicio de la Iglesia.
Muchísimas felicidades.
Y, no se olvide de actualizar mi nueva dirección que ahora estoy en wordpress
Un salu2 enorme y me sumo a esa acción de gracias.
Luisa, al Sur de España

Javier dijo...

Gracias Luisa. He puesto el enlace a tu blog en el mio.

Anónimo dijo...

De Tely

Wow! P. Javier, me llenas de inspiración! No es una celebración. Son tressss! Primero, el sacerdocio, qué hermoso regalo de Dios y qué hermoso el regalo que le hiciste a Dios! Segundo, el haber sido ordenado por un santo! Vaya, Padre, eso sí, qué son gracias! Y, el tercero, imagínense, en pentecostés! Donde se derrama de manera especial las gracias del Espíritu Divino!

Y, acá ese día se corona a La virgen María! así que es una cuarta bendición!

Y, la quinta te la envio yo, desde mi humilde y pobre corazón. Dios te bendiga y te acompañe en tu sendero. Qué lindo es andar con Dios! Y, también muy lindo P. Javier, que con tanto trabajo, saques tu tiempito para nosotros. Gracias!

Un abrazo y mil bendiciones!
Tely

Anónimo dijo...

Lo encomendaré mucho en esta fecha tan especial. Me encanta saber que todos siguen fieles. Pida usted también por todos nosotros que participamos de este blog, para que nos dejemos modelar por Cristo y seamos fieles.

Javier dijo...

Gracias a todos, tuvimos una celebracion estupenda, y dinmos muchas gracias a Dios.