lunes, 5 de marzo de 2007

Llorar de alegría

Hace unos días pude ver la película Mia Sarah, me pareció deliciosa: buena fotografía, música excelente, golpes simpáticos de humor, y una historia de amor que "engancha".
Hay una escena en la que Gabriel y Marina están cenando en un restaurante, uno de esos lugares que no están al alcance de la economía de los protagonistas a lo que se va en contadas ocasiones. Ella sufre y ríe, llora y está feliz al mismo tiempo..., pensé en aquello de si se puede estar alegre en el dolor. Marina ha encontrado a alguien que realmente le quiere, y lo encuentra en el desconcierto de una vida envuelta en el sufrimiento: hermano enfermo, padres fallecidos en accidente, trabajo inestable, etc. Es feliz, y esa sencilla felicidad le hace derramar lágrimas de alegría. La escena me pareció fantástica.
Hoy día una generación joven huye de la realidad buscando una alegría hueca, sin contenido. La fidelidad, don perdido, se sostiene en el amor que no tiene miedo a las lágrimas. O como hace poco leía: "La fuente de la alegría cristiana es esta certeza de ser amados por Dios, amados personalmente por nuestro Creador..., que nos ama a cada uno y a toda la gran familia humana con un amor apasionado y fiel, un amor mayor que nuestras infidelidades y pecados, un amor que perdona".
No podemos tener miedo a las lágrimas y lo que unas lágrimas conllevan; lo decía ya hace muchos siglos el poeta Ramón Llull: "¿Porqué lloras, amigo del alma mía? Lloro de llorar tan poco". Un saludo

13 comentarios:

Dreamerlion dijo...

Ni que lo digas. Casualmente hace poco me preguntaron: ¿cuándo fue la última vez que lloraste?, me puse a pensar y no lograba recordar, porque fue hace realmente mucho tiempo.
¿De qué lloraste?. Seguramente de la falta de sentido y sensibilidad de los demás y, de sentirse tan pequeño para en un problema tan grande.Por lo menos, siento que no voy perdido, que no voy cuesta abajo, pase lo que pase. Me siento de alguna manera incapaz de ser infeliz, y muy capaz de poder llegar a serlo en gran medida, aun en lo peor.
Sigue escribiendo, al menos a mí me haces pensar. Cuidate.

Anónimo dijo...

ESO SOLO SUCEDE EN LAS PELICULAS COMO EN LA PELI CON QUE ARRANCA SU BLOG.EN LA VIDA REAL ESO NO SE DA SI SE DA ES EN UN PORCENTAJE TAN BAJO QUE NI SE APRECIA.LA VIDA LO DICE SANTA TERESA ES UNA MALA NOCHE EN UNA MALA POSADA.SOLO "DE VEZ EN CUANDO LA VIDA TE GASTA UNA BROMA Y SACA UN CONEJO DE LA VIEJA CHISTERA Y UNO ES FELIZ COMO UN NIÑO CUANDO SALE DE LA ESCUELA.DE VEZ EN CUANDO LA VIDA TOMA COMIGO CAFE Y ESTA TAN BONITA QUE...DA GUSTO VERLA!..."ESO ES UN TROZO DE UNA CANCION DE SERRAT QUE AMI ME GUSTA MUCHO PERO ES ESO UNA CANCION Y COMO EN LAS PELI SUCEDE MUY MUY POQUITAS VECES.
EN CUANTO A LAS LAGRIMAS QUE DICE EL POETA...VAMOS A DEJARLO .A MI LO QUE ME GUSTARIA ES LLORAR,LLORAR DE RISA HASTA REBENTAR.ES MAS POSITIVO.
CREO QUE A ESTA OPCION SE APUNTARIA TODO EL MUNDO.¡APUNTENSE!
¿QUIEN QUIERE LLORAR DE DOLOR Y QUIEN DE ALEGRIA?
LA CUESTION QUE PLANTEA EN LA SEGUNDA PARTE DE SU BLOG ES CUENSTION DE FE .AVECES SE PRESENTAAN UNOS NUBLADOS TAN GRANDES QUE AMENAZAN TORMENTA EL CIELO APARECE NEGRO,NO HAY LUZ EL SOL SE OCULTA Y EL MAR PARCE ENCRESPADO
FDOPILAR

Chapelius dijo...

En mi casa me dicen: " las mujeres que raras sois si vais a ver una peli y os preguntan que tal? si os gusta decis, ¡ que bonita cuanto lloré!, por eso me alegra comprobar que no todos los hombres son tan "simples" como el mayor de mis hermanos. Efectivamente creo que el amor va unido al dolor pero eso no supone tristeza ( cuando mi hermano pequeño lloraba y lloraba y no dejaba dormir, mi madre no llamaba a Herodes sino que lo cogía en sus brazos para que se callara y al día siguiente tan contenta se levantaba), la tristeza surge, por lo menos en mi caso, cuando veo en exceso para mi ombligo.

Javier dijo...

querido drearmerlion:
me alegra que te haya ayudado lo que he puesto en este post. Ten en cuenta que todos tenemos innato el deseo de ser felices. Muchas veces no equivocamos y buscamos esa felicidad en cosas que no llena, que realmente no valen la pena, porque son como fuego de artificio... pasan rápido, dejan sensaciones placenteras..., pero luego no queda nada. La felicidad verdadera está en saber amar y sentirse amado, y ese Amor lo da con todo su sentido solo EL. Los hombre damos algo, una parte, todo lo que podemos y lo hacemos con la mejor intención, aunque a veces hagamos daño. Rezo por ti, y te agradezco tus aportaciones. Un saludo

Javier dijo...

anonima pilar. Efectivamente parece que solo sucede en la pelis, pero ten en cuenta que las buenas pelis son las que se parecen a la vida, las que nos hacen comprender como son los personajes, y como hemos de comportarnos nosotros. Ese "llorar de llorar tan poco" se refiere a que no tiene que saber aumentar la capacidad de pedir perdón, sin que eso nos lleven a la amargura (mala cosa seria) la amargura es el vicio de la tristeza, y eso hay que quitarlo de enmedio. Un saludo

Javier dijo...

chapelius:
llevas razón, y se ve que tienes una madre magnifica, buen consejo el tuyo: no te mires demasiado el ombligo..., tampoco descubirirás grandes cosas. Un saludo

La Duquesa dijo...

Anda por la senda de lo escondido, por donde andan los pocos sabios que han sido.Es decir,vivamos en lo escondido,sin buscar recompensa ni halago,que Dios que está en lo escondido de la conciencia es quien nos debe recompensar.
Ya sé que no pega nada con esto pero es que me apetecía ponerla,que me la ha dicho un amigo y me ha gustado.Yo soy asín.
Besos a todas.

Javier dijo...

ya veo que eres ansi, querida duquesa, pero la frase es fantastica..., me ha encantado. Verdaderamente es Dios que nos conoce y está en lo escondido, y el lo escondido nos espera..., por eso es tan importante la oración en lo escondido en comunión con El. Un saludo

chapelius dijo...

Hola Duquesa, voy a anotar tu comentario para tenerlo en cuenta sobre todo cuando "ataca" la rabieta porque se han olvidado, o cuando no tratan a uno como esperaba (...) o no agradecen algo ...o en fin aparece la susceptibilidad disfrazaba bajo ¡que falta de agradecimiento! un saludo

La Duquesa dijo...

Me alegro de que te guste Chapelius. "Lo verdadero es demasiado sencillo,pero siempre se llega a ello por lo más complicado"...¿qué será lo más complicado?¿tal vez caminar por la senda de lo escondido?? ¿tal vez la humildad?
Un beso Padre Javier. A los demás,dos.

La Duquesa dijo...

Padre Javier, no se quejará de lo formal que estoy eh?

Javier dijo...

es impresionante. A ver si animas a coque a que vuelva.
Llevas toda la razon que lo más complicado es la humildad, quizas porque lo complicamos nosotros. Si fueramos capaces de dejar que haga El, todo sería más sencillo. Un saludo

Chapelius dijo...

La humildad de lo más difícil Duquesa, porque además siempre nos gusta llevar la razón ( a mi desde luego, pero menos mal que para "curarnos" un humildad existe la confesión. Un abrazo