martes, 5 de agosto de 2014

NUN

Cristianos, pero también musulmanes, de Bagdad, se han reunido con pancartas de “Soy iraquí, soy cristiano”, para mostrarnos, para hacer reaccionar a los que nos gobiernan, que todos somos cristianos de Irak.

En apoyo a los cristianos de Irak perseguidos en la más total indiferencia, entre el drama ucraniano y el conflicto palestino-israelí, los cristianos de todo el mundo están llamados a mostrar este símbolo – ن -  en las redes sociales.

Además, el viernes 25 de julio se organizó una jornada de oración y ayuno por nuestros hermanos cristianos perseguidos por su fe en Cristo, especialmente en Irak.

“Desde hace un tiempo, conocemos día tras día las persecuciones extremadamente duras que viven los cristianos de Irak –explican los organizadores-. Que esto nos haga darnos cuenta de que ser cristiano significa, tarde o temprano, participar en la cruz de Cristo”.
Pienso que es ahora cuando se tiene que notar que lo cristianos creemos en la Comunión de lo Santos, y en la Iglesia como Cuerpo Místico de Cristo para apoyar y rezar a nuestros hermanos iraquíes.

1 comentario:

Francisco Javier Olivares Chao dijo...

Amigo Javier. Llevas mucho tiempo sin actualizar el blog.
Por lo menos una entrada cada semana.
Y tus valores no puedes esconderlos.
Tienes mucho trabajo, sí. Pero esta parroquia no se puede desatender sin que se enfríen muchas conciencias. Un abrazo y ánimo!. Vale la pena. Javier Olivares