viernes, 11 de julio de 2008

El mundo gira

"La pasión hace girar el mundo, la fidelidad gira en vacío", así decía una de las protagonistas de la ultima película que he visto (Comprométete) al "chico de la película", antes de tener una aventura amorosa (o llámale como quieras) con él.
Verdaderamente es una frase redonda, pero vacía. Sencillamente porque cuando desvestimos la pasión de lo más razonable que tenemos, llega a ser obsesiva y dominante; se convierte en elemento dominador de nuestra vida, y acaba destruyéndola.
Tienes el ejemplo de quienes se han dejado dominar por el juego, por el vino, por la droga, por el sexo, o incluso por el trabajo..., como si fueran "dioses" que organizan a su capricho sus vidas, y deciden qué hacer o cómo actuar en cada momento.
Recuerdo que leí hace tiempo el lema de los cartujos: "Stat crux, dum volvitur orbis" (La cruz permanece firme, mientras el mundo da vueltas).
Efectivamente el mundo gira, y mientras gire estará la Cruz, la Cruz con la que inevitablemente nos encontramos cada día, pero no una cruz sangrante y desagradable, sino una cruz salvadora y alegre.
Seguramente muchos hoy día hemos olvidado -o queremos quitarnos de encima- la Cruz porque nos produce rechazo, y lo que suele suceder es que cuando nos apartamos de esa Santa Cruz, nos encontramos dominados por el capricho, la superficialidad o la frivolidad, que llegan a ser señores de nuestra vidas.
Te recomiendo que veas esa película (aunque hay cosas con las que no comulgo), y que leas el capítulo (Dios es Amor. entonces ¿por qué hay tanto mal?) acerca de la Cruz y del mal de aquel libro de Juan Pablo II Cruzando el umbral de la esperanza.

Un saludo

5 comentarios:

LUISA dijo...

Lo más sensato,razonable,e inteligente es afrontar la vida tal y como viene.
No es fácil pero tampoco es imposible.
Hace falta que nos fortalezcamos y maduremos.
Salu2 al Sur de España.
Luisa.

Anónimo dijo...

Sí, es cierto es una frase completamente vacía. Lo que hace girar el mundo es el Amor más fuerte que la muerte que contemplamos en Cristo clavado en la Cruz, en su Muerte y su Resurrección. Qué Pasión de Amor la de Dios por cada persona humana!! esa es la que hace que el mundo siga girando. No es una pasión momentánea que esclaviza es la Pasión del único Amor verdadero que transforma sorprendentemente nuestras vidas. Quería dcir que ¡menos mal que cada día nos encontramos con la cruz! si no nunca descubriríamos tantas cosas sobre Dios (su Poder etc...)es el "lugar" donde se ve si tenemos Fe, confianza filisl, verdadero Amor a Dios, donde maduramos,donde experimentamos cómo Dios consuela profundamente...TODO ESTO ES MI EXPERIENCIA PERSONAL Y TODOS PODEMOS VIVIRLA EN LA MEDIDA EN QUE ESTAMOS UNIDOS A DIOS POR LA ORACIÓN Y TENEMOS A UNA PERSONA CON DISCERNIMIENTO QUE NOS AYUDA EN MOMENTOS DE OSCURIDAD. Gracias por su blog y por esta reflexión.

LUISA dijo...

¿Hace una cervecita en mi blog?
Salu2 desde el Sur de España
Luisa

Javier dijo...

Luisa gracias por la cervecita... ¡excelente!!

Javier dijo...

gracias a ti anónimo por tu comentario tan enriquecedor