viernes, 24 de octubre de 2008

El mendigo de las bolsas

Tengo sobre mi conciencia que cada semana me encuentro con un hombre pobre que -sin parecerlo- va pidiendo por las calles, y por las iglesias. No es viejo. Incluso se le nota que ha tenido una cierta educación (quiero decir que no tiene un porte dejado o mugriento como otros). Lo único que le distingue es que lleva cientos de bolsas de plástico que llena no se de qué cosas. Se adelanta y te pide..., para un café, para una cerveza, para tomarse un bocadillo, etc.
Decía que lo tengo sobre mi conciencia porque me lo encuentro casi a diario y alguna vez le he dado, pero no siempre.

Lo verdad es que si las cosas van cómo van, vamos a encontrarnos con mendigos cada vez con más frecuencia..., y ¿quién dice que un día no seremos nosotros?

La pobreza o la riqueza no es cuestión sólo de suerte o de haber trabajado mucho. Hay quienes se han pasado la vida trabajando muy duro, y sólo les queda un mísera pensión que no da para llegar a fin de mes.

Esta sociedad capitalista cierra los ojos con demasiada frecuencia a lo que pasa en su entorno, y se olvida principalmente, no de lo que la gente pueda ganar o perder, sino de las mismas personas.

Mientras vivamos con un sistema político y social que no piense en las personas, sino sólo en el bienestar o en el modo de acumular riqueza, vamos a ver muchos "pobres de la bolsa", y quizás en algún momento seamos nosotros uno de ellos, no te extrañe.

Un saludo

7 comentarios:

Anónimo dijo...

De Tely

querido P.JAvier así es! el mundo se ha vuelto materialista y en ocasiones nos arrastra :(

Padre, has entablado alguna conversación con él? Como dices que se ve diferente a los demás, tal vez tenga su mente clara y sea más fácil rehabilitarlo. Yo sé que las cosas no están buenas económicamente, pero haciendo amistad con él podrías lograr que alguna institución de caridad lo ayude.

Hace un tiempo cuando daba catequesis, rondaba por el vecindario una señora media loquita. En realidad, yo le tenía un poco de miedo. Un domingo estando sola con los nenes en la capilla, ella entró. Los nenes me miraban asustaditos. Ella se sentó en la parte de atrás de la capilla con unas toronjas en la mano, que supuse había cogido del patio de mami que vive más arriba y que tenía varios arbolitos de toronjas.

Como vi que ella se había sentado proseguí la clase sin dejar de observarla. Al ratito, me dio pena y la llamé." Véngase con nosotros, acá puede escuchar mejor" Movió la cabeza en forma negativa. Al ratito se levantó y se dirigió a nosotros y con una sonrisa, me ofreció una toronja. " Qué linda, muchas gracias. Pero no debo cogerla, en casa hay muchas toronjas y tu puedes usar esas en un buen jugo. Y, coge cuando regreses las que desees.
Se sonrió y se fue.

A las 2 semanas supe que un auto la había atropellado. Pienso que Dios me dio la oportunidad de tratarla y que yo cambiara mi opinión sobre ella. Dios la tenga descansando.

Ojalá puedas ayudarle.

Un abrazo!
Tely

Javier dijo...

Tely muchas gracias por la sugerencia; intentare hacerlo. Pienso que deberias haber cogido esa naranja, porque lo que hace feliz a un pobre es poder dar de lo poco que tiene. La Madre Teresa de Calcuta cuenta que nunca decia que no a los más pobres que iban a dar su Hogar, porque era lo que hacia feliz a esos hombres: dar de lo poco o nada que tenían, de esta forma se sienten felices y útiles.. Un saludo

Anónimo dijo...

JAPI VERDEY TU YUUUUUUUUUUUUUUU
JAPI VERDEY TU YUUUUUUUUUUUUUUUUU
JAPI VERDEY JAPI VERDEYYYYYYYYYYYYYYYYY
JAPI VERDEY TU YUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU
MUCHAS FELICIDADES EN SU 70 CUMPLEAÑOS PADRE JAVIER!!!!!!!!!!!
BESOS CASTOS,
A SUS PIES
LA DUQUESA

Anónimo dijo...

De Tely:

Siiiii, P. Javier, también lo pensé luego que se fue. Pero, es que en casa de mami había tantas, y yo tenía el arbolito repleto en mi casa también, que no tuve corazón, de quitarle aquella toronjita, para luego tirarla en una esquina.

Pero, sí, también concuerdo contigo. Y, en realidad, estuve pensando en eso después de su muerte :(

Por favor, me tiene al tanto de ese que conoce.

YYYYYYYYYYYYY, me uno a los festejos de la Duquesa. Si está de fiesta, mil felicitaciones, querido P. Javier, Dios le conceda mil años más para que ayude a este mundo tan descarriado.

Un abrazo y Dios le cuide!
Tely

Anónimo dijo...

Tely, creo que el Padre Javier va a mandar una tarta a todos los que le hemos felicitado,osea, tu y yo, así que manda un mensaje con tu dirección a su correo que te la mandará. Hay de trufa, de limón y de frutas tropicales.
Besitooooooooooooooooooos

Anónimo dijo...

De Tely:
Besitos!

Me temo , Duquesa, que a estas alturas, si hubo tarta ya tan sólo queda su recuerdo :) Pero, si aún queda un pedacito , aunque sea cibernético, lo deseo de limón. A propósito, qué es trufa? :)

Ahh,lo del limón es por la dieta jiji.

P. Javier y demás , que estén bien!

Hasta lueguito, Duquesa.

Dios les cuide!
Tely

Javier dijo...

Gracias Duquesa y tely por vuestra felciitación. Tengo el ordenador estropeado y no he podido escribir nada en unos dias; ahora utilizo el de un amigo. Escribire pronto. Un saludo