miércoles, 1 de octubre de 2008

La crisis

No me acabo de aclarar si estamos en crisis o no. Por aquí nos dicen un día que no, que estamos saliendo de la crisis, y otro que es la peor crisis que hemos vivido, y que lo malo está por llegar. Mientras la superpotencia se derrumba, nosotros estamos en la cresta del bienestar, y nos sobra de todo. No sé a que atenerme; me da la impresión de que somos como marionetas a quienes manejan como quieren, recibimos la información que quieren y pretenden que pensemos como quieren.
No sé que pensar, pero te puedo afirmar que salí con un ánimo verdaderamente renovado después de estar escuchando en Lourdes a Benedicto XVI, y viendo que lo que me trasmitía no eran palabras, palabras, palabras..., sino verdades que se sostienen por sí solas, con contenido y que llenan de esperanza. No escuché palabras vacías y sin contenido, o faltas de vida, sino que se respiraba en el ambiente todo lo contrario: esperanza, seguridad, libertad, valentía ante los miedos que nos rodean.
Ignoro si estamos pasando la peor crisis, pero sí que te aseguro que en Lourdes intuí la alegría y la esperanza que da un viejecito de 81 años que habla claro, fuerte y convencido de lo que dice, y quienes le escuchan no son sólo ancianos sin esperanzas, sino jóvenes que están cansados de ser marionetas, y de que les manipulen. Y es que la esperanza la da el Único que puede hacernos libres.La crisis puede continuar y llevarnos a situaciones materiales peores, pero estoy seguro de que no existirá en los corazones de quienes entienden que el hombre es ante todo hijo de Dios, aunque no tenga un euro en los bolsillos.
Un saludo.

14 comentarios:

Luisa dijo...

¡¡¡PRIMER COMENTARIO!!!¿¿Llevo premio??
Nada pasaba a decirle que si...¿Puede Felicitarme?,je,je

Anónimo dijo...

El 18 de junio me hicieron la sexta operación. Era para mí sumamente importante el hacérmela y a la vez sentía miedo y un poco de pena por el lugar de la operación.

En esos días ,me había dirigido mucho a la Virgen María y precisamente antes de la operación sentí tal seguridad que no podría explicar. Y, era que mis argumentos eran así " Pero, a qué le temo? El cuerpo, es sólo materia, nada de lo que tengo ni veo, es duradero. Sólo hay una verdad, Dios. Entonces, no temeré. Entregaré mi cuerpo , y dejaré que hagan, y mientras tanto pensaré sólo en Dios"

Créanme, sentía una gran fuerza y hasta mi esposo se sorprendía de mis palabras :), Pero no era yo, había rogado mucho a mi amiga del alma, La Virgencita, y ella me estaba apoyando.

Crisis? Dónde no? Tengo una amiga en Bolivia, donde su tierra está cercada por soldados y campecinos, donde según ella, ya se han terminado las armas en las tiendas, donde ya todos están listo para defender lo suyo con su vida. Y, allí está ella, en medio de depresiones y angustias!

Crisis? No me puedo ir tan lejos, las noticias en mi tierra no se detienen de dar reportajes de masacres y arrestos.

Crisis? Tan sólo tengo que observar el mal compañerismo en mi área de trabajo, Con dimes y diretes!

Y, sabes, Javier, hay gente maravillosa que como tú hacen la diferencia.

Pero lo más importante de todo es que no hay mal que dure cien años, y algún día Dios premiará a los suyos, y dará su merecido a quien pudiendo hacer algo por remediar la situación, o se queda con los brazos cruzados o causa más estragos.

Así que es hora no de pensar en crisis, sino de poner nuestro granito de arena para que si no se mejora, se remedie la situación.

Gracias y Dios te bendiga !
Tely

haciendo camino dijo...

crisis??? quien tiene a Dios no tiene crisis, acerquemonos a el y con el todo es mas facil.

Anónimo dijo...

Yo sí creo que estamos sufriendo una crisis y que lo peor está por llevar. Aunque para ser exactos, habría que decir que sufrimos 2 tipos de crisis: económica y de valores. Pero la primera puede ayudar a solucionar un poco la otra. En épocas como éstas hay que apretarse un poco el cinturón. Esto viene muy bien para hacernos más sobrios, austeros y vivir con más señorío sobre las cosas materiales que nos encadenan. Nos damos cuenta que podemos prescindir de muchos bienes que consideramos insustituibles en nuestra vida. Podemos hacernos más conscientes de las necesidades de los demás y salir de nosotros mismos.

Javier dijo...

Tely
me impresiona tu historia que es supereal. Gracias por tu testimonio. Espero que al menos con estas palabras te acompañemos y te ayudemos.

Javier dijo...

Luisa ya estas premiada. Hoy me he acordado de ti en mi oración (lo hago todos los días para que el blog sirva a quienes escriben). Un saludo muy cariñoso.

Javier dijo...

haciendo camino ¡que bueno que viniste! Tengo ganas de volver a verte. Un abrazo supergratis

Javier dijo...

Anónimo: llevas toda la razón; necesitamos desprendernos de muchas cosas que no sirven para nada y sentir en nuestra vida la crisis material, para crecer en valores. Gracias por estar aquí. Un saludo

Anónimo dijo...

Gracias ,Javier! En realidad, lo conté para mostrar cómo todos en una forma u otra tenemos nuestra propia cruz.

Sacerdote!!! Qué maravilla! Ha de ser muy hermoso cuando al llegar a la plenitud de la vida, miras hacia atrás y ves campos y campos florecidos o repletos de frutos salidos de las semillas regadas por tus manos! Cuánto los admiro! He tenido sacerdotes a quienes he apreciado grandemente. Sobre todo el que me casó. Ahhh, P.Angel Latre,. Ese padrecito hermoso fue para mi como un padre. Hace como dos años no le vuelto a ver.Dicen que está por España. La última vez que le vi,fue él personalmente en casa de mami,y me dijo que quería rezar la salve conmigo. Qué viejito tan maravilloso!! Dios me lo cuide donde quiera que esté!

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>
A : haciendo camino
Cuánta verdad encierran tus palabras. No se requieren muchas palabras para calar hondo! Indudablemente el que tiene a Dios, le basta y le sobra!

Un abrazo y saludos a todos.

P.D. A Luisa :
El motivo no es necesario saberlo, y aunque el comentario no era mi.....Muchassssssss felicidadesssssss!!!! jiji

Con afecto sincero,
Tely

Manuel de Santiago dijo...

Mi querido Javier, hace tiempo que no pasaba por tus lares. Lo que no significa olvido. Ha sido un verano viajero y lleno de -espero-frutos. Metidos ya en el trajín de cada día, espero reanudar los pasos por este mundo apasionante de la globosfera.
¿Cuáno bajas a estas tierras del sur?
Un fuerte abrazo.

Javier dijo...

Tely, ya ves. Ponme en tus oraciones junto a otros por los que reces a diario. Un saludo muy cariñoso.

Javier dijo...

Manolo gracias y espero ir a visitarte pronto, cuando me dejen en el norte. Un abrazo

Anónimo dijo...

Hoy en Misa , pedí a Dios por todos mis seres queridos y me vino a la memoria tu nombre y le hablé a Dios de ti. Aunque ya El te conoce desde hace mucho!:)

Con cariño,tely

Javier dijo...

Tely no sabes lo muchísimo que te lo agradezco. Que tengas paz. Un abrazo