sábado, 20 de febrero de 2010

Un milagro

Hace unas horas me han llamado para comunicarme que mi buena amiga enferma de ELA está peor. Me han pedido oraciones por ella. No sabemos -sólo Dios lo sabe- cuánto tiempo resistirá.
He podido estar con ella hace unos días, y os aseguro que me emocioné de nuevo. Ya casi no hablaba, y lo poco que podía decir no se le entendía, de hecho nos comunicamos escribiendo yo algunas cosas, porque ella no puede escribir. Recibió la Comunión, rezamos juntos, rogamos al Señor su curación, y procuré llenarla de paz, aunque como sabes, la paz la da Dios, nosotros somo unos pobres instrumentos que procuramos trasmitirla.
Sólo os pido que en estos días recéis por ella, pero fuerte. Si el Señor quiere el milagro, que lo haga, pero sino diremos con seguridad, hágase tu voluntad. Pero me quedo con su vida y su ejemplo, que para mi es el verdadero milagro.
En estos meses de trato, sólo he recibido de ella cariño, y un sonrisa (es lo único que podía hacer). Me basta con eso, pues es la forma que ella tenía de decir, GRACIAS.


Un saludo, y por favor, pide por ella.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

De Tely
Hay santos en la Tierra. He conocido varios!

Dios sabe el por qué de todo. Cuando vuelvas a verla, diré que una amiga de Puerto Rico le da las gracias porque con su valor nos alienta a seguir adelante a pesar de las adversidades. Dile que no tema, que Dios le ama y jamás la abandonará. Que cuando más indefensos estamos es cuando más cerca se encuentra Dios.

Tengo padre, una amiga, catequista por 52 años muy malita. En verdad le digo que a mi ver es una santa, entregada al Rosario, Comunión y enfermos. Ha tenido experiencias hermosísimas con Jesús.

Podrías ser tan bonito y añadirla a las oraciones? Perdona por tantos pedidos, pero sé que tus oraciones llegan más rapidito :)

Un abrazo, y gracias de corazón!

Javier dijo...

GRacias a ti Tely. Seguimos unidos.