miércoles, 3 de marzo de 2010

Cambios

Supongo que los que seguís el blog vais comprobando que en estos días he ido cambiando la plantilla, para conseguir alguna más atractiva..., voy a descansar ya y dejo la que acabo de "subir". Me parece bonita, teniendo en cuenta que blogger no ofrecen muchas que me gusten.
Pero me viene bien este comentario, para hablarte brevemente de algo que estos días estoy viviendo más detenidamente.
Estoy predicando una "tanda" de ejercicios espirituales a un grupo de sacerdotes, esto es como dar "miel al colmenero" (con decía San Josemaría Escrivá cuando tenía que predicar a sacerdotes). Te pido oraciones. Son muy majos y lo están haciendo muy bien. No se si el predicador está a la altura, lo dudo.
Hemos hablado de conversión, de cambiar de traje, de dar pasos de santidad..., es lo propio además de este tiempo de Cuaresma. La verdad es que en este país hay tantos temas de los que hablar, y por los que preocuparse: crisis económica, paro, desconfianza en los políticos (de un signo y de otro), crisis social, desgraciada ley del aborto recién aprobada, etc., etc., que hablar de conversión parece tontería, pero pienso que o empezamos por ahí, y cada uno de nosotros cambiamos, o no mejoramos el mundo en el que vivimos.
Además somos los sacerdotes quienes tenemos mucho que dar y aportar, no por nada, ni mucho menos por nuestros méritos, sino por la responsabilidad de ser iconos de Cristo en la tierra; así que si no somos mejores... Reza pos nosotros, que lo necesitamos.
Un saludo.

4 comentarios:

mar dijo...

Seguro que conoce esta oración. Creo que es muy bonita.
Saludos.


AÑO SACERDOTAL.
ORACION DEL SACERDOTE.
Señor, Tú me has llamado al ministerio sacerdotal
en un momento concreto de la historia en el que,
como en los primeros tiempos apostólicos,
quieres que todos los cristianos,
y en modo especial los sacerdotes,
seamos testigos de las maravillas de Dios
y de la fuerza de tu Espíritu.
Haz que también yo sea testigo de la dignidad de la vida humana,
de la grandeza del amor
y del poder del ministerio recibido:
Todo ello con mi peculiar estilo de vida entregada a Ti
por amor, sólo por amor y por un amor más grande.
Haz que mi vida celibataria
sea la afirmación de un sí, gozoso y alegre,
que nace de la entrega a Ti
y de la dedicación total a los demás
al servicio de tu Iglesia.
Dame fuerza en mis flaquezas
y también agradecer mis victorias.
Madre, que dijiste el sí más grande y maravilloso
de todos los tiempos,
que yo sepa convertir mi vida de cada día
en fuente de generosidad y entrega,
y junto a Ti,
a los pies de las grandes cruces del mundo,
me asocie al dolor redentor de la muerte de tu Hijo
para gozar con Él del triunfo de la resurrección
para la vida eterna. Amén

Javier dijo...

Gracias Mar, me ha encantado.

Anónimo dijo...

Un saludo P. Javier, te contesto en relación con el post de nstra amiga enferma de ELA, espero no llegar tarde... te dije hace mucho tiempo q le escribiría una carta para responder a su pregunta sb qué podía hacer ella por el otro.Como nunca he llegado a escribirle aunque me acuerdo de ella la llevo en mi oración y le tengo gran carño, además de q sé con certeza q es un testimonio de santida, SÓLO DILE DE MI PARTE: que ha hecho lo más grande que es SER para Dios y con su sonrisa HA AMADO Q ES LO ÚNICO q cuenta, q a mí me ha ayudado aun sin conocerla físicamente,q nos hará mucho bien desde el Cielo, yo le rezaré y q la Virgen le va a llevar dulcemente al Padre, estoy SEGURÍSIMA y así lo pido. NO SE TE OLVIDE, POR FA.Un saludo

Diosenmicalle dijo...

D. Javier, muy bien estos cambios técnicos, aunque el tema plantillas es algo que a mí personalmente, me pide cambios.

Rezaremos por ese curso de retiro. Qué necesarios son los sacerdotes, qué necesaria su santidad para ayudarnos con la administración de los sacramentos, con los consejos, con las oraciones.

Rezamos, rezamos.

Un cordial salu2 desde esta otra página, que no sé si conoce donde Tinta, soy yo:Luisa:)