jueves, 1 de enero de 2009

Consumo, ergo sum

Feliz año nuevo a todos los participantes de este blog. Comenzamos un año. Me gustaría ser en este año muy positivo y esperanzador, sin cerrar los ojos a la realidad, pero mirando todo lo que tenemos alrededor con realismo y optimismo. Gracias por todo lo que decís y aportáis.
Hace uno días iba de compras , mal que me pese, porque también tenía que hacer unos regalillos de Reyes a un montón de sacerdotes amigos mios, bien majos. Me encontré de pronto con una pared en la que estaba escrita la siguiente pintada "Consumo, ergo sum".

Me hizo gracia y me hizo pensar, precisamente porque era lo que yo estaba haciendo en ese momento, consumir, o mejor dicho comprar esos regalos; no me quedé con remordimiento de conciencia, porque me daba cuenta de que esos sacerdotes necesitan también ser queridos con un pequeño detalle; pero me hizo pensar.

Tenemos que vivir este año llenos de optimismo y de alegría, ante la crisis y lo que se nos viene encima. No sólo afrontarlo con serenidad, sino con paz y con fortaleza, pero siempre con una sonrisa en la boca ante el día a día. No vale la pena vivirlo de otra manera, también porque los demás necesitan vernos contentos y sonrientes, y es verdaderamente una forma de vivir la caridad.
Piensa entonces que cualquier cosa que hagas por los demás valdrá la pena, aunque te suponga esfuerzo, te gastes unos euros o dolares, y te quite el tiempo que no tienes.
Un saludo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

COMPLETAMENTE DE ACUERDO.EL HACER FELICES A LOS DEMAS ES LO QUE MAS VALE LA PENA.Y HABLADO DE ANUNCIOS HAY UNO DE COCA COLA(QUE CONSTE QUE NO TENGO COMISION 9QUE DICE VALE MAS 20 COMIENDO UN POLLO QUE DOS COMIENDO ANGULAS ¿LO COGE?LO IMPORTANTE ES COMPARTIR ES LO QUE REALMENTE HACE FELIZ NO TENER

Javier dijo...

Gracias anonimo

Luisa dijo...

¡Feliz y Santo Año,D.Javier!

Anónimo dijo...

De Tely

Precisamente, estoy rodeada de juguetes. Siempre digo:" Este año, no me meteré en esos tapones, mejor doy dinero". Pero a la hora de la verdad, pienso en los chiquitines, hijos de mis sobrinos, que son como mis nietos y no puedo dejar de envolverme en el maravilloso mundo de la niñez. Ayer, le dije a mi esposo:" Vamos a comprar juguetes para los chiquitos". Y, así lo hicimos. Qué hermosas muñecas y carritos, y de todo :) Hasta para los grandes les tengo alguna travesura.

En cierta forma lo del consumismo es cierto. Pero, nada se compara con la mirada llena de alegría de los niños al recibir el regalito, ahhh, y la de los adultos, esa sí que hace reír. Recuerdo que el año pasado, nadie me regaló. Y, yo, regalé a todos. Y, recuerdo las caritas de mis hermanas : "Pero, bendito, si este año, yo no compré regalos..., etc, etc.

Mucha de mi familia es pobre y se ha visto , sobre todo este año, más apretados,por eso lo disfruto más, lo de las compras y las hago con emoción y como si fueran para mí misma.

Se me olvidó decir, que el año pasado, sí recibí un regalo. Dios le concedió la salud a mi sobrinito. Creo que a parte de todo lo que me concede a diario, la salud de ese niño fue para mí el regalo más hermoso que he tenido en mi vida, ya que estuve a punto de perderle y él es el amorcito de mi corazón.

Perdón por escribir tanto y feliz Día de Reyes. Y, si no reciben ningún presente, no se preocupe porque Dios le ha hecho tremendo regalo, al tenerlo con vida, con salud y junto a los suyos.

Dios les bendiga!
Tely

Anónimo dijo...

Hola a todos/as: aprovecho un momento que tengo entre una cosa y otra. Estoy haciendo limpieza general en mi casa. UFF. ¡la verdad estoy agotada!. Pero bueno siempre conviene tirar lo que no sirve, hacer algun cambio.... lavar cosas que siempre dices mañana tengo que... pero el mañana nunca llega, hasta que.... o si o si. Me rei mucho de la pintada de los post. Consumo luego existo, pero al mismo tiempo me hizo pensar mucho. Tenemos la creencia (unos más que otros) que cuando más se gasta, cuanto más se tiene, evidentemente me refiero a cosas materiales, más se es. O al menos eso creen ese tipo de gente. Hace poco escuche un refran que decia "ERA UN HOMBRE TAN POBRE TAN POBRE QUE SOLO TENIA DINERO". No os dais ni idea de la sabiduria tan grande que encierra este dicho. Hay cosas que no se pueden comprar con dinero, a Dios gracias, la alegria, la paz, la libertad, el amor, la generosidad..... es lo que valoramos más. Es preferible hacer un pequeño regalo poniendo en el todo el cariño, que uno espectacular solo para quedar bien. Le queria pedir un regalo a la Reina del Blog que siga siendo como es y que rece por nuestras intenciones. FELICES ABRAZOS NUEVOS A TODOS de Inma

Javier dijo...

Gracias a todos. Pronto le dare recuerdos a mi querida Alca de vuestra parte. Un abrazo