domingo, 18 de enero de 2009

Me parece lógico

He leído hoy esta noticia que te escribo a continuación:
"RD/Efe).-Un conductor de autobús del Reino Unido rechazó el pasado sábado conducir un vehículo al comprobar que éste portaba el eslogan 'Probablemente Dios no existe', un anuncio que forma parte de una campaña publicitaria contratada por grupos ateos y que se está llevando a cabo en varios países.
Ron Heather, natural de Southampton (sur de Inglaterra), declaró a la BBC que se llevó un gran "susto" y sintió "horror" al ver este mensaje impreso en la parte exterior del vehículo debido a sus creencias cristianas, por lo que tras comprobar que no había más autobuses disponibles se fue a casa.
"Sentí que no podía conducir ese autobús, así que se lo dije a mis jefes, pero no había otro libre y pensé que era mejor irme", explicó. La iniciativa de colocar estos mensajes en autobuses urbanos del Reino Unido ha sido llevada a cabo por la Asociación Humanista Británica, una idea que también se ha extendido a otros países como España, EE.UU., Alemania o Italia.
Estos anuncios pueden verse impresos en cerca de 200 autobuses que circulan por Londres y en 600 vehículos más por el resto de Inglaterra, Escocia y Gales.
Heather habló el sábado con sus jefes para encontrar una solución, un acuerdo que finalmente llegó al serle prometido que sólo tendrá que conducir autobuses que porten esta publicidad cuando no esté disponible ningún otro vehículo.
Esta campaña publicitaria ha sido cuestionada por el grupo de presión 'christian voice' (Voz Cristiana), aunque desde la compañía de autobuses cuyos vehículos llevan estos anuncios se recuerda que el mensaje fue aprobado por la agencia estatal de publicidad".

Me parece lógica la reacción de este buen conductor de autobuses. Desde luego yo no llevaría un traje de trabajo que anunciara algo que fuera contra mis convicciones, ni que de alguna manera ayudara a quienes no creen en Dios y menos se hacen eco de ello.

Si llevo mi traje de cura (clerygman) es porque creo en él, en lo que representa, y en lo que estoy manifestando por la calle. Además presto un servicio a quien lo necesita, que en más de una ocasión me ha pasado; pero, portar un atuendo que vaya contra mis ideas..., ni loco.

Por eso me parece lógico que se niegue a conducir un "autobús ateo", recorriendo las calles de la ciudad haciendo propaganda de algo absurdo..., aunque me paguen.
Un saludo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

De Tely

Saludos P.Javier y demás lectores.

Ese chofer no está tan firme en lo que dice creer, pues su acuerdo con los jefes fue que lo guiaría sólo cuando no hubiese otro. El día que se fue para su casa, no había otro disponible. Cuántas veces se le repetirá la historia?

Sin embargo ,este señor ha marcado un precedente . Dios permita que esa acción haga pensar a los demás choferes, a los pasajeros y sobre todo a la Agencia Estatal de Publicidad. Porque no es posible que ellos apoyen y promuevan cualquier idea o mensaje tan sólo por dinero, sin importar la opinión pública o el daño emocional que cause.

Aunque hay libertad de expresión, se debe cuidar de no violentar ni perturbar la paz interior de los demás. Si los ateos creen en eso, pues bueno, que lo pongan en sus autos, pero qué necesidad tienen de incomodar a los creyentes.

Concuerdo en gran parte con la explicación que Juan dio en el tema anterior. Esa palabra "probablemente" es dubitativa. Hasta ahí llega la ignorancia de los ateos, no están seguros ni siquiera de sus supuestas buenas ideas.


Hasta otra.
Un abrazo,
María

Anónimo dijo...

La reacción del chófer me parece muy valiente. No es nada fácil arriesgar el puesto de trabajo y quizá el sustento de la familia. Soy creyente, pero no sé si sería capaz de negarme a conducir un autobús como éstos si corriera peligro mi trabajo. Sí que intentaría informarme de mi derecho a la objeción de conciencia en este caso. Otra cosa sería que me obligaran, por ejemplo, a colaborar en un aborto o la eutanasia o a vestir de forma indecorosa, o robar, matar, etc. Ahí si me negaría rotundamente.
Hoy en día los cristianos vivimos en medio de un ambiente pagano, laicista y realmente de persecución. No podemos aislarnos del mundo, si no luchar desde dentro de una manera eficaz.
Me comentaron, no sé si es cierto, que los judíos tienen un servicio de abogados para defender su fe. Inmediamente se defienden con toda la fuerza de la ley cuando les atacan. Por desgracia, los católicos somos unos cobardes. Nos estamos dejando comer el pan. Nos averguenza preguntar los horarios de misa en un hotel delante de testigos. Esto es más grave que conducir un autobús.

Anónimo dijo...

Un saludo de Tely

Yo siempre he dicho, que hay que ponerse en los zapatos de la otra persona. Yo no sé como actuaría, si siendo pobre y teniendo hijos y familia que dependen de mi sustento para cenar noche tras noche, me viera en una situación similar. En verdad, que el pan de mis niños estaría por encima de unas palabras necias.

Creo que sólo así, guiaría un autobus que lleve semejante mensaje. E iría todo el tiempo poniendo canciones cristianas jaja.

Sé que hay miles de cosas que hacemos dia tras dia que ofenden mas a Dios. Pero de corazon lo digo, yo no podria llevar a pasear un mensaje dias tras dia que hable en contra de Dios. Tendria que ser algo extremadamente grande para yo traicionar mi sentir y con todo y con eso, me doleria demasiado.

Con cariÑo,
Tely

Javier dijo...

Estoy de acuerdo con ambos.