jueves, 15 de enero de 2009

Probablemente Dios no existe...

Así comienza la campaña que "lucen" los autobuses de Barcelona. En concreto la frase dice: "Probablemente Dios no existe, así que deja de preocuparte y goza de tu vida". Realmente yo sí que me preocuparía.
Quisiera hacer un cambio en la frase: "Dios existe, así que deja de preocuparte y goza de tu vida". Si quienes no creen en Dios, quieren hacernos pensar que quitando a Dios del medio vamos a vivir mejor y más felices, van "apañados".

Lo que nos hacen creer ya es muy antiguo, concretamente Friedrich Nietzsche ya dijo en La Ciencia Gaya la famosa frase Dios ha muerto, y la frasecita le salió bien al bueno de Nietzsche, pues sobre su filosofía se montó la más tremenda de las opresiones, desprecio del hombre y tiranías que hemos vivid0 en los últimos siglos, el nazismo.

Precisamente porque Dios existe, dejo de preocuparme y gozo totalmente de mi vida; saber que Dios existe y es mi Padre me ayuda a relativizar mis preocupaciones, me permite vivir sin miedos y con total libertad, y se que si me ocurre algo es para mi bien, y si me porto mal, El me perdonará. Pienso que esto es verdaderamente gozar de la vida y vivir sin preocupaciones. Desde luego si piensan que la muerte de Dios me quita preocupaciones, verdaderamente es que no le conocen, y tampoco le aman, aunque lo que es seguro es que El sí que les ama, aunque no crean en El.

Un saludo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un saludo de Tely

Cómo estás P. Javier! Ruego a Dios que gozando de buena salud!

Precisamente, en la Misa del domingo pasado, el sacerdote, que es español, y que da unas homilias preciosisimas, nos hablaba sobre la nueva modalidad en esos autobuses. Y, aunque no recuerdo muy bien su comentario, se notaba muy preocupado y consternado. Y, la verdad, no es para menos.

Lo triste de esto, es que ese escrito, aunque es un comentario necio { porque dice la Biblia que es necio quien niega la existencia de Dios}, también es cierto que muchas mentes ingenuas, podrían ser influenciadas fácilmente. Yo lo veo como una gota en la roca, que con el tiempo hace hueco. Ese mensaje funesto, será leído día tras día e irá penetrando en el corazón y en la mente del débil o de aquel que confronta problemas y se siente abandonado.

Pienso que aunque en estos tiempos en que vivimos, ya no nos sorprenderán muchas cosas, debemos estar alertas porque el maligno anda como león buscando a quien devorar. Y, seguirán surgiendo barbaridades como estas y hasta peores y estará en nosotros mantenernos alertas y preparados.

Eso me hizo recordar la segunda vez que fui a Disney en Orlando, Florida USA. Esa vez iba sola con mi esposo y estaba un poco preocupada por la cuestión del idioma, ya que entiendo un poquito inglés, pero no lo suficiente. Así que le pedí, con gran fe a Jesucristo que nos acompañara. Me sentía segura porque El iba a ir.

Al llegar, al aeropuerto de allá, noté con gran sorpresa e inmensa alegría , que en la guagua o el autobus que nos esperaba, estaba escrito a lo largo de toda la guagua con letras enormes : JESUCRISTO.

Eso me dio una seguridad total y el miedo desapareció. La mentablemente , al ir por tercera vez , de vacaciones, noté con gran pena que lo habían quitado.

Así, que esos mensajes, si son importantes y hay que hacer lo que usted, educar, porque muchos corroen y dañan el corazón de los incautos.

Un abrazo P.Javier y a todos los que lean.

Dios les cuide !
Tely

Javier dijo...

No sabes la alegria tan enorme que me da que vuelvas a escribir, espero que a partir de ahora todo sea pacifico y sirva el blog para formar a todos los que lo lean.
También yo me preocupe, porque van a comenzar a poner esos carteles en Madrid, Valencia, Sevilla, etc. Me parece que la mejor opcion es contrarestar con la oracion y con la accion. Quizas tengamos que salir un poco más al ruedo y decir lo que pensamos y en lo que creemos, para que no nos achiquen y nos metan en las iglesias y las sacristias, como si no pudieramos proclamar nuestra fe. Un saludo muy cariñoso querida Tely.

Anónimo dijo...

Hola D. Javier, me lanzo a poner mi primer comentario después de que ayer me enterase de la existencia del blog.

En un primer momento me entristeció la campaña de los autobuses, pero luego he llegado a concluir que no puede hacer ningún daño. A quienes no creen en Dios no les hace falta esta campaña, y a quienes sí creen no les va a conmover un mensaje en un autobús. Es más, pienso que hará pensar a más de uno, y si piensan no podrán negar a Dios. Además, el mensaje es bastante malo: al decir "probablemente..." están dando a entender que no es seguro lo que nos están vendiendo.

Lo verdaderamente malo de la campaña es su agresividad, su descarada antirreligiosidad que va adueñándose de la sociedad y hace que muchos se sientan "culpables" por ser creyentes. Nadie va a dejar de creer en Dios por esta campaña, pero puede que más de uno se deje dominar por el miedo a dar la cara.

Hoy he recibido un correo muy interesante en el que se difunde una iniciativa de un sacerdote de Toledo. Puede conocerla en http://orgullosodesercatolico.blogspot.com/

Un saludo,
Juan

Javier dijo...

os animo a ver el blog que Juan pone en su comentario, vale la pena. Un saludo