viernes, 1 de diciembre de 2006

En pocas palabras


El mejor "drive" de Dios
Quizás lo hayáis leído en la prensa. Andrea Jaeger se convirtió de una de las mejores raquetas del circuito -se midió con Cris Evert, Navratilova, etc.--, en Sor Andrea, tras haber creado una fundación para niños con cáncer, apoyada por su fe y por sus amigos de la raqueta.
Todo ello comenzó cuando después de un entrenamiento fue a un hospital a visitar a un conocido. Allí se encontró con el dolor y con Dios. Su vida cambió, y hoy se dedica con todas su fuerzas a amar y a servir a Dios en los niños que sufren. Vale la pena que demos a conocer estos testimonios, pues aunque no lo parezca hay muchos encuentros con Dios que cambian la vida. El sendero que nos lleva hasta Dios es en ocasiones difícil de encontrar, pero la suerte es que es EL quien nos busca, y nosotros debemos estar atentos.

4 comentarios:

caminante dijo...

Me parece que vas mejorando. Perdona mi atrevimiento.
Un fortísimo abrazo.

Javier M. Garcia dijo...

Gracias por tu comentario, y ayudame a mejorarlo.

Anónimo dijo...

que sorprendente lo de esta chica! no tenia ni idea! un saludo. P.Conde

Javier dijo...

ya ves los caminos de Dios no son los nuestros.