viernes, 24 de noviembre de 2006

A mi me impresionó


A mí me impresionó ver esta imagen que casi parece tomada desde un avión. Me imaginé volando, pero en realidad está tomada en la subida a una cima. Me la envió un amigo. Pensé en las "alturas" no las que dan vértigos, sino en esas otras alturas desde las que se llega más facilmente a EL, desde la que se divisa mejor lo que los ojos humanos no pueden atisvar. Te animo a que vayas por esos senderos, que son de luz y de amor, en especial porque iluminan al alma y la transforman hasta hacerla capaz de Amar "con mayúscula".
Quizás recuerdes estas palabras que nos dijo el Papa hace unos meses; me trajeron a la memoria el "NO TENGAIS MIEDO A SER SANTOS" que Juan Pablo II no gritó en El Monte del Gozo en 1989, allí estuve presente, y desde ese momento no he dejado de oírlas. Ojalá te pase lo mismo.
"¿Acaso no tenemos todos de algún modo miedo –si dejamos entrar a Cristo totalmente dentro de nosotros, si nos abrimos totalmente a él–, miedo de que él pueda quitarnos algo de nuestra vida? ¿Acaso no tenemos miedo de renunciar a algo grande, único, que hace la vida más bella? ¿No corremos el riesgo de encontrarnos luego en la angustia y vernos privados de la libertad? Y todavía el Papa quería decir: ¡no! quien deja entrar a Cristo no pierde nada, nada –absolutamente nada– de lo que hace la vida libre, bella y grande. ¡No! Sólo con esta amistad se abren las puertas de la vida. Sólo con esta amistad se abren realmente las grandes potencialidades de la condición humana. Sólo con esta amistad experimentamos lo que es bello y lo que nos libera."

4 comentarios:

caminante dijo...

Creo que el miedo a ser santos nace del miedo a perder nuestra libertad. Queremos hacer nuestro camino.
Dios, no solamente no quita, aino que plenifica nuestra libertad.
Un fortísmo y camin abrazo.

Javier M. Garcia dijo...

gracias. Coincido contigo, ojala sean muchos más los que se decidan a segur esos senderos. Un abrazo

José dijo...

Hola Padre, me siento muy identificado con su meditación. Alguna veces salgo a caminar por los cerros de esta zona, aunque no son muy altos, se tiene la impresión que Él esta mas cerca e invita a la oración. Que Dios lo bendiga porque personas como ustedes traen Paz a quién la necesita.

Abrazos de Punta Arenas Patagonia Chilena

Javier M. Garcia dijo...

José:
me alegró de que te haya ayudado ese pensamiento -mas que una meditación-. La foto es los Pirineos. La sacó un amigo, y me lqa mandó enseguida. Dios está más cerca allí, pero no te olvides de que sobre todo lo tenemos cerca de nosotros cuando el corazón está en gracia. No dejes de vivir así...¡ah, y no dejes de estar todos los días un tatito con EL!