lunes, 13 de noviembre de 2006

Senderos de Belén


Hoy quiero que llegue la Navidad pronto. Para seguir el sendero de Belen, quiero que me acompañes con este breve poema que igual te gusta o no. A mi me ayuda y me hace pensar en aquella noche, la noche más feliz de todas las noche que ha vivido la Humanidad, aunque mucho ni se enteraron, y mucho más siguen sin enterarse. Espero que te ayude. Sigue el sendero y llegarás a Belén , pero has de pasar por la puerta de la gruta con humildad, agachándote, sino es imposible que entres.

Casi sin tiempo, de prisa llegan a la gruta,
todo es oscuridad y frío,
y en la noche nace la Luz que da
calor y alegría.

Luz que cantan los Angeles, y
Los Pastores adoran.
Despacio, sin nada que nos
quite la paz;

Contempla, mira al recién nacido;
Haz que tus ojos no se cansen
de asombrarse ante el Misterio,
Despacio, reza, mira, contempla.

Dios entre los hombres;
¡qué profundidad de humildad!
¡qué difícil de entender!
¡qué fácil de amar!

Un Niño nos ha nacido,
Un Dios se nos ha dado.
El Cielo en la tierra,
la esperanza colmada

Puer natus est nobis;
Sí, entre nosotros, cerca de
nosotros, para que tu y yo contemplemos
el Cielo en la tierra

Y El es Dios, Dios hecho carne,
carne humana que los hombres
despreciamos y violamos;
Carne que adoramos en el Pan,
y contemplamos escondida en el
Sagrario.

¡Qué grandeza de Misterio,
Incomprensible y adorable!
Verbum caro factum est!
Para que le adores, le ames.

2 comentarios:

caminante dijo...

Pronto comienzas a prepararte para la Navidad, cuando todavía no ha llegado el Adviento.
Bienvenido a la Globosfera donde todos seguimos senderos, acertados o no. Pero caminamos.
Sé bienvenido a este mundo apsionante donde cada cual aporta su pequeña gota de agua que hace germinar el desierto, como digo en uno de mis últimos post.
Un fortísimo abarzo.

Javier M. Garcia dijo...

Gracias a ti, espero que sea de ayuda , lo dificil es conseguir ser constante como en todo. Gracias por tus animos, y aportaciones.